El deporte visto desde un punto de vista económico-contable

CONTABILIDAD 19/11/2021 Por Francisco García Iruela para EF Deportes
multimedia.normal.9e9e45071ff28092.6d756c74696d656469612e6e6f726d616c2e39636530646135656138393432335f6e6f726d616c2e6a7067

A nivel contable, y en palabras de Oriol Amat Salas, en su libro “Contabilidad y finanzas para no financieros” señala que, un balance de situación es un estado que refleja la situación patrimonial de la empresa, dicha situación se compone de los bienes, derechos, de las deudas y del capital que tiene la empresa en un momento concreto (algunos autores lo definen gráficamente como una foto fija), de forma simple podemos decir que los bienes y derechos integran el activo del balance de situación y el capital y las deudas forman parte del pasivo del mismo. De forma más grafica podemos decir que el activo refleja las inversiones que han efectuado la empresa, y el pasivo de dónde han salido los fondos que han financiado dichas inversiones.

    Desde un punto de vista amplio el activo del deporte se correspondería con el resultado de las inversiones necesarias para lograr unos fines fijados por la empresa, en definitiva es el reflejo de cómo se están financiando. A modo de ejemplo, el activo de una empresa del deporte hace referencia entre otros con sus instalaciones, su enseñanza, las ventajas fiscales, I+D+I en equipamiento, diferentes formas de enjuiciar su forma jurídica,….., y no menos importante los profesionales que surgen del esfuerzo presupuestario de la administración del estado, y que vendrán reflejados en sus propios presupuestos anuales, en el apartado correspondiente a formación.

    Podríamos pensar de forma justificada, que las inversiones, es decir, el activo antes visto en forma de instalaciones no asegura el éxito de la práctica deportiva, sin la adecuada estructura formativa que acompaña, formando una simbiosis, permitiría a mi juicio el éxito esperado para el deporte, en definitiva es el recurso humano formado, controlado y supervisado de forma reglada, el principal componente de éxito, por lo que debería recibir el correspondiente amparo que se merece en la presupuestación de los gobiernos.

1.     Ocupaciones derivadas del sector deportivo

    Las principales ocupaciones relacionadas con el deporte, se enraízan con la docencia, ocio, salud, preparación de deportistas, gestión deportiva, autoempleo, investigación, etc.

    Entre las muchas clasificaciones, realizadas para el deporte, en la monografía realizada por Ana Luisa Molina (21 febrero de 2007), se destaca por su simplicidad en la comprensión y expresividad:

a.     Deporte Recreativo

    Consideradas como las actividades físicas efectuadas en el tiempo libre, con exigencias al alcance de toda persona, de acuerdo a su estado físico y a su edad, y practicadas según reglas de las especialidades deportivas o establecidas de común acuerdo por los participantes, con el fin de propender a mejorar la calidad de vida y la salud de la población, así como fomentar la convivencia familiar y social.

b.     Deporte de Competición

    Las prácticas sistemáticas de especialidades deportivas, sujetas a normas y con programación y calendarios de competencias y eventos.

c.     Deporte de Alto Rendimiento y Proyección Internacional

Implica una práctica sistemática y de alta exigencia en la respectiva especialidad deportiva.

Todos los ámbitos del Deporte han reclamado profesionalidad y necesidad de RRHH titulados.

Para una eficiencia óptima, que contribuya al éxito de este sector, es precisa una adecuada regulación por ocupación, siendo la actividad gubernativa de los distintos países los encargados de la misma, y por ende del éxito del deporte.

2.     Principales interferencias en el sector deporte

    Este se ha convertido en un fenómeno socioeconómico relevante, dado, que las cifras de negocio y el porcentaje de población activa vinculado al mismo, así lo indican. Conviene resaltar un conjunto de interferencias que operan de forma negativa en este sector.

a.     El intrusismo profesional consiste en la realización de los actos propios de una profesión sin tener capacitación y titulación para ello. Desde mi punto de vista implica para estos intrusos ser castigados desde la perspectiva penal, como así ocurre en la mayoría de los países, ya que implica, una injerencia de naturaleza competencial por razones de la necesidad de poseer conocimientos precisos, específicos y controlados académicamente, donde las leyes han reservado solamente a un número de personas tituladas. Quien no posea esas condiciones no tiene legitimación para realizar esos actos. Es aclarativo el artículo de Raúl Guerrero Morilla “El intrusismo profesional”, donde señala:

    “…..esta lacra debe ser cortada, estamos en pleno siglo XXI, donde la búsqueda de un cuerpo sano esta a la orden del día y hay muy buenos profesionales titulados que están preparados para poder llevar adelante este importante reto.”

    La Constitución española, por ejemplo, en su artículo 35 reconoce “el derecho al trabajo y a la libre elección de profesión u oficio”. Por tanto, que la libertad de elección de profesión u oficio no exime al Estado de proteger a los ciudadanos frente al intrusismo profesional.

    Este mandato constitucional, es muy importante, pero su desarrollo lo es aún más, es decir, es deseable un desarrollo normativo de este mandato que erradique esta práctica de forma eficiente y contundente.

b.     El empleo no declarado legalmente, instaurado ante la llamada rigidez del mercado (altas cargas sociales, fiscalidad, salarios,...) y ante la pasividad / complicidad de la administración en algunos casos. Todo ello lleva a unos menos ingresos del estado, y a una menor capacidad del mismo para defender el interés público, a través de nuevas inversiones, en términos generales.

    Para el Deporte, en concreto, tiene efectos negativos que se resumen en una menor calidad en términos de eficiencia y eficacia. No basta con ser eficiente, en palabras de Druker 1999, no hay nada tan inútil como hacer eficientemente cosas que no se deberían realizar, con la realización eficiente de actividades, buscamos lograr metas, en tanto que la eficacia implica la consecución de objetivos adecuados.

    Podría considerar otras injerencias, a mi juicio, de menor importancia relativa, como el pluriempleo, la rotación laboral,….considerando las mencionadas como las más importantes.

3.     Principales soluciones para el sector deporte

Una regulación acorde con el objetivo que se pretende obtener del sector deporte, medida que debe derivar desde los gobiernos.

La capacitación debe ser una exigencia, así como la oportuna contratación laboral.

Intervención de sindicatos y empresarios, ambos legitimados, puesto que no se llega a nada desde una posición individual, sino desde la colectividad, todo ello llevará a adecuados convenios colectivos concertados.

Un compromiso de formación continua y de investigación, por los profesionales del deporte

Seguridad regulada de los servicios deportivos, ello implica un control por parte de la administración.

    Como conclusión, afirmamos que la regulación y calidad de los recursos humanos, en el ejercicio de su profesión, así como una adecuada gestión y planificación, para el logro de los objetivos en este sector, aderezado con una regulación especifica en función de las diferentes ocupaciones, implicará una mejora cualitativa y cuantitativa, que incidirá en un mayor valor añadido y reconocimiento. Por último y para ilustrar perfectamente el concepto de planificación, se encuentra curiosamente en un cuento infantil, de Lewis Carrol, Alicia en el país de las maravillas.

- ¿Me podrías indicar, por favor, hacia dónde tengo que ir desde aquí?

- Eso depende de a donde quieras llegar, contestó el gato.

- A mi no me importa demasiado adonde…dijo Alicia.

- En este caso da igual hacia donde vayas, interrumpió el gato.

- …..siempre que llegue a alguna parte, terminó Alicia a modo de explicación.

- ¡Oh! Siempre llegaras a alguna parte -dijo el gato- si caminas lo bastante.

    Al planificar hay que dar respuesta a dos preguntas básicas: ¿Qué queremos lograr? y ¿cómo vamos a lograrlo?

Bibliografía

Amat Salas, O. (2008) Contabilidad y finanzas para no financieros. Editorial Deusto.

Cobo del Rosal, M. y Quintana Diez, M. (2005) El delito de intrusismo. Editorial Dykinson.

Constitución Española de 1978

Guerrero Morilla, R. (2008) “El intrusismo profesional”. En: Educación física y salud, agosto.

FUENTE: www.efdeportes.com

Te puede interesar