Te contamos la historia de Peumayén Rugby Club

unnamed

En 1955 un grupo de jóvenes de Luján de Cuyo, impulsados por un hombre que sería vital para la historia de la región, Douglas Leycester Carbonell, quisieron darle forma a un nuevo deporte en la zona, el rugby. Armaron una Segunda División que se clasificó campeona invicta del torneo oficial, dónde los apellidos de Bussi, Chiavaza, Cuzi, Narváez, Fernández, Cirrincione, Mantovan, Quiroga, Wengorra y Pecci, fueron los precursores de lo que años después sería Peumayén. En 1957, bajo el nombre de Luján Sport Club, se presentaron en Primera División sumando otros jugadores, como Lucena, Villegas, Lukaes, Zapata, Daud, Santo Tomás, Fernández y Hugo Alberto.

Recién en 1960 adoptaron el nombre de Peumayén Rugby Club. Jugaban en un campo cedido por el señor Pincolini, que estaba pasando el puente sobre el canal San Martín rumbo a Vistalba, en terrenos de un aserradero. En esa década sumaron al Centro de Estudiantes de Luján y el aporte de los alumnos del Instituto José Manuel Estrada. Así compraron por primera vez el terreno que actualmente pertenece al club, al que se llegó después de muchas dificultades.

Marcelo Pecci es el actual Presidente de la institución. Hijo de Jorge Alberto, uno de los que vistió la primera camiseta de Peuma, nos contó sobre todas las barreras que tuvieron que sortear en sus 65 años de vida: “nosotros tuvimos dos interrupciones en la historia. En la década del setenta por temas institucionales –una posibilidad de remate y una nueva compra del terreno- y en el ‘80 por la muerte de Daniel Savina, un jugador de una familia muy ligada al club. La gente del plantel superior se fue a jugar a Los Tordos y el rugby estuvo dos o tres temporadas sin practicarse. Después empezamos con divisiones infantiles y juveniles que luego llegaron a Primera. Hoy deben estar entre los 40 y 45 años. Y en esa época se jugó al hockey sobre césped que también fue muy importante para nosotros”. 

TE PUEDE INTERESAR

multimedia.normal.a8f9c34a06718082.3131363838343131315f3136323434333535323138363439335f3232323432345f6e6f726d616c2e6a7067¿Conocías la historia de Luján Sport Club?

El hockey llegó en 1969 y fue parte vital en la estructura de la institución, sumando a las alumnas del Colegio Estrada. Pero en 1972, por algunas discrepancias entre el colegio y los jugadores de rugby, se separaron con un año jugando todos los partidos como visitantes. 

El comienzo de la refundación

En 1975 se fundó definitivamente Peumayén Rugby Club en el campo deportivo que actualmente posee la institución. Pero las situaciones desagradables no desaparecieron y en julio de 1982 otra vez se dejó de jugar al rugby. Sin embargo, desde el entorno del club nunca aflojaron. Así lo recordó Pecci: “la cancha que tenemos en la actualidad la compramos tres veces. Soportamos situaciones complicadas que por distintos motivos pudimos superarlas.

El club fue receptor de jugadores de hockey y rugby de las escuelas de Luján, de todo tipo, inclusive de las escuelas públicas. También becamos jugadores, e incluso, hicimos convenios con comedores. Fueron situaciones muy difíciles, que nos trajeron algunos inconvenientes como así también muchas satisfacciones. En los últimos años tuvimos ayuda de la Municipalidad con un subsidio económico mínimo, algunos servicios y la irrigación.

TE PUEDE INTERESAR

Render del nuevo Polideportivo de CarrodillaComenzó la remodelación del Polideportivo de Carrodilla

Se cometieron muchos aciertos y muchos errores, pero seguimos adelante. Tenemos un anexo con un proyecto para construir un colegio allí, a dos cientos metros del club que se comunica por el lado del río. Estamos arreglando la pileta, que tiene 50 años pero hace 30 que está cerrada y la vamos a poner en funcionamiento. Hicimos el gimnasio y este año, a pesar de la pandemia, compramos las máquinas que por la cuarentena todavía no nos entregaron”.

El rugby en Luján tuvo su resurgimiento de la mano de Luis Fernando Estrella, quien en 1985 formó las divisiones infantiles y una de juveniles. Y desde allí no pararon hasta la actualidad.

Marcelo hizo una pintura de lo que representan “las Cebras de Luján de Cuyo”: “siempre fuimos un club de barrio, con épocas mejores y peores, y que en toda nuestra existencia nos mantuvimos por la gran voluntad de los socios y los sponsors. A través de la historia hicimos mucha contención social, estamos en un lugar bastante delicado, que nos llevó a no poder tener un público con una potencialidad económica mayor. Y nunca cambiamos nuestro perfil”

FUENTE: www.rugbychampagneweb.com

Te puede interesar